Lectura al Sur

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel
Cultura y Tecnologías
Los expertos en la FILBO 2015
Ana María Sanchez 
y la necesidad del salto digital
Experta en libros y aplicaciones digitales, fundadora de la agencia de diseño Huevofrito, 
explica por qué a las editoriales les conviene dar un salto a lo digital
Foto FILBO

Experta en libros y aplicaciones digitales, fundadora de la agencia de diseño Huevofrito. Nos explica por qué a las editoriales les conviene dar un salto a lo digital. Ana María Sánchez es una bogotana amante de los libros en papel que decidió dar el salto a los contenidos digitales. Estudió diseño gráfico en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y tiene más de 10 años de experiencia en diseño editorial para empresas como Alfaguara, Norma, Parramón e Intermedio Editores.
Diseñó las aplicaciones para libros como El juego de la historia, de la historiadora Diana Uribe, y para medios digitales como La Silla Vacía y Actualidad Panamericana. Actualmente diseña con la Universidad de los Andes un libro digital sobre la obra inédita del escritor colombiano Eduardo Zalamea Borda, un proyecto que recibió el estímulo “CreaDigital 2014” de los Ministerios de TIC y Cultura. Su estudio de diseño, Huevofrito, se especializa en conversión digital, marketing digital, estrategias de storytelling y desarrollo de aplicaciones móviles.

Además de estar en la Feria ¿cuál es el plan que no se va a perder en Bogotá?
Tengo muchas ganas de asistir a los eventos del Festival de Música Clásica “Bogotá es Mozart” y a la exposición del artista alemán Marcel Odenbach en el museo del Banco de la República.

Macondo es el ‘país’ invitado este año a la FILBO, para usted ¿qué es Macondo?
Para mí Macondo es un dejavú, es un lugar al que nunca he ido pero que puedo decir que he estado allí con toda seguridad. Son todas las cosas que nos hacen colombianos, que nos unen cuando vivimos lejos de nuestra tierra, que añoramos cuando volvemos a sentir un olor, un sonido, o vemos imágenes que nos identifican como pueblo, es la materia prima que nos hace latinos, es la pasión y emotividad con que hablamos, nos saludamos o celebramos, es todo lo que nos une como pueblo.

​La franja central de la feria este año es “Leer las mujeres”. ¿Qué mujer escritora recomienda leer?
Recomiendo leer a la escritora mexicana Guadalupe Nettel, desde que tuve la oportunidad de escucharla en un Hay Festival en Cartagena, he comprado y devorado cada uno de sus libros.

Dicen que escribir es mentir un poco. ¿En qué ocasiones miente por fuera de la literatura?
No sé decir mentiras, siempre me cogen, así que termino siempre diciendo la verdad. Pero cuando voy tarde para una cita mi primer impulso es inventar una mentira, después me doy cuenta que es ridículo decirla porque seguro no me la van a creer.

¿Cómo mantener el balance entre la literatura interactiva/digital y la análoga para que no se pierda el sentido de un libro?
Antes de responder la pregunta vale resaltar la diferencia entre formato digital y libro interactivo. Los adelantos tecnológicos nos han dado la oportunidad de publicar libros en formato digital que no distan del formato análogo en nada, su contenido es exactamente el mismo, solo que está sustentado por un soporte diferente, se traslada de papel a pantalla. Son formatos genéricos, es decir que pueden ser reproducidos en muchos tipos de dispositivos y ese es en realidad su verdadero objetivo, no ser interactivos. Dependiendo del dispositivo en que se reproduzca, algunos permiten otras funcionalidades como búsquedas en la red, marcalibros electrónicos y compartir en redes sociales, pero estos no son recursos del libro, son recursos del dispositivo o software de lectura.

En el caso de los libros interactivos el que marca el equilibrio es el contenido, es decir la obra misma. Así como en un libro álbum el equilibrio entre imagen y texto se separa con una delgada línea que responde a preguntas como ¿Qué puedo decir con imágenes que no necesite escribir en una línea de texto? Asimismo en un libro interactivo cualquier elemento multimedial o recurso interactivo debe ser necesitado por el contenido y no un adorno adicional. El formato digital no debe ser pensado como un valor agregado a un texto. El formato digital de un libro interactivo hace que la obra misma se convierta en un objeto multimedia que está basado en un contenido literario el cual se relaciona con elementos digitales como parte del mismo mensaje. Es uno solo.

Estos recursos multimediales nos dan posibilidades de nuevas lecturas, muchas veces lecturas no lineales de la obra y permiten en muchas ocasiones que el lector tome decisiones sobre su lectura y sobre la obra misma. Por esa razón no todos los contenidos literarios deben ser traducidos o transformados a formatos digitales interactivos y no todos los libros interactivos fueron pensados como un libro normal. El proceso de traducción de un libro análogo a un libro digital interactivo es un proceso muy diferente a un proceso editorial tradicional, aunque tenga dentro del proceso muchas partes de análisis, corrección y curaduría editorial.

¿Por qué es importante que las editoriales den ese ‘salto’ hacia lo digital?
Hay muchas razones para la publicación digital, pero antes de tomar la decisión una editorial tiene que conocer de qué se trata este proceso y sobretodo en qué punto se encuentra el mercado editorial digital en el país, muchos pegan el salto y se encuentran con una desilusión porque creen que el simple hecho de hacer la conversión de un libro a formato ebook va a representar grandes ganancias comerciales y distribución a nivel mundial, pero la verdad es que no es así para todos los libros.

Antes de tomar la decisión una editorial debe evaluar cuáles son sus necesidades de mercado y a qué público está dirigido sus productos y de esta manera analizar si el formato digital es apropiado para sus contenidos. También tiene que tener en cuenta si los canales de distribución que actualmente operan en el país son los apropiados para su mercado y de ser así buscar la mejor calidad en el proceso de digitalización de sus contenidos para que con todas las herramientas de marketing digital que existen actualmente se acompañen sus contenidos y no se pierdan en el mar de posibilidades que hay hoy en día en las librerías virtuales.

El salto es importante porque el mercado está creciendo y cada vez hay más interés por parte de los lectores por encontrar contenidos con los que se identifiquen ya sea por su lengua o temáticas locales en las librerías virtuales, por lo cual es el momento para aprender e iniciar el proceso de digitalización, pero no creo que pegar el “salto” a lo digital signifique abandonar la publicación de libros en papel. Todavía falta mucho para generar una cultura de lectura digital, las generaciones que vienen están cada vez más acostumbradas a leer en pantalla lo que hará que poco a poco sea menos necesario el libro impreso, sin embargo estamos todavía en una etapa de transición en la que debemos pensar en los dos formatos.

¿En qué consiste ese salto?
Antes que nada hay que hacer una análisis del mercado del mercado del libro digital que lo rodea, ver si los contenidos son aptos para la digitalización y si hay mercado suficiente para ese tipo de contenidos en esos canales de distribución. Una vez se ha hecho ese análisis y se han escogido las obras que tienen mejor posibilidad en este formato, deben prepararse los archivos para ser convertidos a formato EPub o Mobipocket, este proceso consiste además de un trabajo editorial y de corrección de estilo, en una adecuación del archivo con información de marketing para que los libros lleguen a las librerías virtuales ya catalogados y acompañados de datos que procesan los sistemas y ayudan a que los lectores los encuentren mejor en internet. Lo que en el proceso se llama optimización de metadatos. Una vez esté el libro digital listo, al igual que un libro en papel debe tener acompañamiento de una campaña de marketing y freepress que cuente a los lectores que el libro existe y dónde puede encontrarlo.

¿Qué es el storytelling –en el medio en el que trabaja- y por qué es un paso adelante?
En el mundo de hoy los consumidores están buscando más allá de los productos, experiencias. Los mercados digitales venden productos intangibles, razón por la cual no es tan fácil entrar a competir en estos mercados. Sin importar cuál sea la necesidad que se busca o el servicio que se presta las compañías están necesitando un mensaje mucho más contundente para llegar a los consumidores de hoy.

Huevofrito ofrece dentro de sus servicios de desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles, multimedias y páginas web, la construcción de mensajes que ofrezcan experiencias que identifiquen a los usuarios con la marca. La construcción del mensaje es esencial para alcanzar cualquier objetivo planteado en el desarrollo de un producto digital, por esa razón nosotros hacemos énfasis en nuestra experiencia en el mercado editorial, ya que de los libros aprendimos que el contenido lo es todo y es allí donde encontramos las mejores herramientas para crear y fidelidad un consumidor, como lo hace una buena trama en un libro con un lector. A partir de un racional de campaña, es decir de una historia (cuento), creamos un mapa de ruta para alcanzar los objetivos que nos proponemos en cada uno de nuestros productos y servicios que prestamos. Y basamos en este racional desde el diseño de navegación de una aplicación móvil como la decisión de la paleta de color en un logotipo. Todo está enlazado y debe permanecer la misma sensación en la experiencia sin importar cuál sea el producto.

Fuente:  http://filboblog.com/