Lectura al Sur

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel
Cómo controlar tu cerebro 
para ser más creativo

Por Edith Gómez
Editora en Gananci

¿Necesitas ayuda para aumentar tu creatividad? Hay formas de mejorarla que te pueden hacer también mucho más productivo. La próxima vez que tengas que abordar un nuevo proyecto y te falten ideas, prueba estos sencillos trucos:
1. Halla tu musa

¿Qué te inspira para crear? La mayor parte de la creatividad viene de la inspiración. Artistas, escritores, músicos, o diseñadores, deben sentirse inspirados para crear algo original y único.

Para algunos de ellos, su musa es la noche, es un momento en el que se sienten llenos de energía e ideas. Para otros quizá una playa. Muchos personas no somos tan complicadas, un simple chocolate para muchos puede ser la estimulación necesaria para abrir su mundo de imaginación

En otros casos, observar el trabajo de otras personas o analizar acontecimientos diarios, puede hacernos tener ideas que desafían los estándares de negocios y en muchas ocasiones, ésas son las mejores. Descubre tu fuente de inspiración para mejorar tu creatividad y conseguirás también aumentar tu productividad.

Quizás sea esta la razón por la que Internet está plagado de vídeos e imágenes de gatos.

2. Anota todas tus ideas

Es fácil olvidarse de las mejores ideas cuando no las anotamos. Estas pueden surgir en cualquier momento, incluso cuando no estamos trabajando. Por eso es bueno tener siempre a mano un bloc de notas o tu teléfono para poder anotarlas. 

En todo caso, una libreta de bolsillo o llevar tu laptop a todas partes, tampoco es para nada una mala idea, está comprobado que al escribir nuestras ideas de la forma en como mejor nos sentimos cómodos, hacemos fluir mejor todos nuestros pensamientos y además, nos permite desarrollarlas mejor.

3. Cambio de escenario

¿Necesita un descanso o incluso unas vacaciones? La felicidad y el estado anímico influyen mucho en nuestra creatividad. Algunos estudios demuestran que un cambio de escenario puede ser la clave para mantener un ritmo de trabajo constante.

Esto puede notarse de una forma más radical, cuando después de hacerlo sentimos que hasta nuestro cuerpo y mente cooperarán mejor en nuestras funciones motoras y cognitivas necesarias para desenvolvernos. 

Business Insider descubrió que después de una semana laboral de 40 horas, la productividad disminuye en un 50%. Un estudio de The Hapiness Advantage también descubrió que cuando el cerebro piensa positivamente, mejora la productividad en un 31%, las ventas aumentan en un 37%, y la creatividad y los ingresos puede incluso triplicarse.

Puedes librarte de todas las inhibiciones y preocupaciones generadas por tu empleo con una buena organización, una pequeña charla con el ejecutivo amigable del área hará que puedas administrar mejor tus últimas horas antes de tomarte un merecido descanso y así poder disfrutarlo más.

4. No descuides el ejercicio

Un estudio realizado por la Universidad de Bristol indica que hacer ejercicio por la mañana antes del trabajo conlleva a una mejor gestión del tiempo y de las relaciones interpersonales de los trabajadores durante todo el día. 

Pongámoslo de ésta forma, al liberar energía por las mañanas o en horas libres de trabajo, te permitirá sacar un poco de estrés que, no solo se acumula en la cabeza, sino que a su vez también podría afectar articulaciones, huesos y músculos.

Así que ya sabes, camina un rato, sal a correr, practica la natación, artes marciales, baila… Elige un deporte que te guste y comiénzalo a practicar a diario. Esto marcará la diferencia en tu rutina y te dará la oportunidad de estar bien contigo mismo.

5. Pasa de la pantalla del ordenador y utiliza un lápiz y un papel

¿Escribes o diseñas en tu ordenador portátil? Trata de cambiar de nuevo al modo analógico utilizando un lápiz y un papel. Un par de manos son un don, inclusive el tener solo una, dale a tu organismo la oportunidad de evitarse un dolor de cabeza por horas frustrantes frente a una pantalla, con un programa que en los peores momentos puede hacer de las suyas.

El escribir, podrá permitirte de tu propio puño y letra te permitirá sentir que haces algo distinto, y justo eso es lo que en varias oportunidades se necesita. 

6. Escucha música

Trabajar en un cubículo o en un entorno que pueda suponer una constante jaqueca debido a procesos repetitivos, mucho papeleo o una fuente constante de estrés corporal o mental, salte de la rutina con un buen álbum musical. Haz que tu trabajo tenga ritmo, cambia ése ritmo para que puedas sobrellevarlo en todo momento y así aumentar tu producción.

7. Mantén un horario

La organización es la parte fundamental que suele dársele poca importancia una vez están establecidas las metas y propósitos. Mantén al día todas tus tareas, incluye las necesarias o reemplaza parte de ellas por procesos que permitan hacer el trabajo mucho más rápido y llevadero.

Verás cómo tu tiempo alcanzará para hacer lo que quieras

8. Cree en ti

Cuanto más confíes en tu trabajo más fácil será llevarlo a cabo hasta el final. Todo trabajo tiene una gran relevancia en una compañía u organización y justo por eso, estás allí. 

Genera reportes, sugiere pequeños cambios, ése tipo de proactividad es la que más es deseada por cualquier jefe en sus subordinados y la más útil para cualquier freelancer. Esto, de por sí, es parte del trabajo del empleador o freelancer, no hay nada como la motivación.

9. Relájate y no lo olvides a la familia

Siempre hay espacio para el regocijo, es importante no olvidarlo. El poder regodearte de haber hecho algo a la perfección o de una manera más eficaz que nadie había podido descifrar antes o por el simple hecho de ser eficaz eficiente en tu empleo, te hace merecedor de un brindis, aunque sea solo por y para ti.

Aprovecha y comparte tus hazañas Con tus seres queridos, quienes más se preocupan por ti, se sentirán aliviados al saber que eres un héroe que podría con 2 trabajos como ése que tienes.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos
Twitter: @edigomben