Lectura al Sur

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel
Los archivos de Colombia
 se blindan para el posconflicto
Se espera que el protocolo garantice a las víctimas que los archivos 
del Estado sean preservados a favor de sus demandas
Gonzalo Sánchez Gómez, director del CNMH y Armando Martínez Garnica, 
director general del AGN - Foto (CNMH)
Archivo General de la Nación (AGN) y Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) firman Protocolo de gestión documental para archivos relacionados con el conflicto armado. Se adoptan medidas para evitar la eliminación de los archivos relacionados con este tema, hasta que no tengan una adecuada valoración. Se dictan medidas para identificar, preservar y velar por el máximo acceso posible a los archivos de derechos humanos en el marco del conflicto armado, en todas las entidades del Estado.
Se espera que el protocolo garantice a las víctimas que los archivos del Estado van a ser preservados a favor de sus demandas. El Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y el Archivo General de la Nación (AGN) entregan, en cumplimiento a las disposiciones de la Ley 1448 de 2011 o Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, el “Protocolo de gestión documental de los archivos referidos a las graves y manifiestas violaciones a los Derechos Humanos, e Infracciones al Derecho Internacional Humanitario, ocurridas con ocasión del conflicto armado interno”. 

Este protocolo quedó oficializado a través de la firma de un Acto administrativo en la mañana de hoy, 6 de febrero de 2017, por Armando Martínez Garnica, director general del AGN, y Gonzalo Sánchez Gómez, director del CNMH. 

Dicho documento establece los criterios y medidas que deben seguirse para la identificación, protección, y garantías de acceso a la información de archivos de derechos humanos, memoria histórica y conflicto armado. Por ejemplo, alienta a las entidades a ajustar y actualizar inventarios de sus archivos de derechos humanos, así como a suspender de manera temporal la eliminación de documentos y series documentales de este tipo de archivos. 

"La importancia de este protocolo para el país es que ofrece herramientas destinadas a identificar, proteger y conservar aquellos documentos que se han elaborado, acopiado y recopilado, durante las décadas que han sido escenario del conflicto armado interno, pero también de aquellos que se produzcan durante el tiempo que tome la superación del mismo. Los documentos denuncian, narran y ayudan a comprender y superar la violencia. Una vez hayan sido identificados, serán parte del patrimonio documental de la nación, enriqueciendo el conocimiento del pasado que posibilite develar la verdad acerca de lo sucedido y además, registrando las distintas maneras en las que concebimos el futuro" afirma el director del AGN, Armando Martínez Garnica. 

Este protocolo deberá ser adoptado por las entidades de la administración pública en sus diferentes niveles, las entidades privadas que cumplen funciones públicas y los demás organismos regulados por la Ley 594 de 2000, en consonancia con el Decreto 1084 de 2015, Decreto Único Reglamentario del Sector de Inclusión Social y Reconciliación. 

También contiene recomendaciones para el manejo de los archivos y la información de las organizaciones de la sociedad civil.