Lectura al Sur

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel
Cinco pasos para sobrevivir al cambio

Por Edith Gómez
Editor - gananci.com

El mundo gira sin parar y no hay nada que podamos hacer para evitarlo. Durante los últimos años hemos sido testigos de la creación de nuevas tecnologías y nuevos inventos. Si miramos a nuestro alrededor, nos encontraremos con miles de cambios, ya que las cosas ya no se hacen de la misma manera que hace unos cuantos años. Adaptarse a los cambios es una de las cualidades de millonarios exitosos.
Podemos sentirnos afortunadas de vivir en esta época tan cambiante, ya que nos mantenemos en constante evolución. Estos cambios afectan también la manera en la que se hacen los negocios y por tal razón, debemos tener en cuenta los aspectos relacionados a la innovación de procesos en el mundo empresarial. 

A continuación se presentan cinco importantes pasos que se deben considerar para poder sobrevivir a los cambios del mercado:

Sé curiosa: 
Los seres humanos somos curiosos por naturaleza. Visto de esta manera, tenemos la particularidad de indagar e investigar sobre posibles cambios que resulten beneficiosos en nuestros estilos de vida. Se cree que la creatividad se deriva de la curiosidad, y esto permite que los negocios se adapten a los cambios que se producen en el mercado.

Comparte la cultura de la creatividad con el resto de tu equipo. Permíteles expandir su potencial y déjales proponer ideas que puedan ofrecer nuevas alternativas para solucionar los problemas. 

Sé hábil: 
Con el paso de los años, logramos descubrir nuevas habilidades que nos permiten adaptarnos a nuestro entorno. En tiempos prehistóricos, el hombre lograba adaptarse a condiciones climáticas sin tener grandes maquinarias o recursos a su disposición. Lo mismo sucede en la actualidad con que respecta a la creación de nuevas ideas y productos que puedan triunfar en el mercado.

Así que no desestimes el talento y las ideas que otros propongan. Trata de reclutar personas con habilidades y pasión, los cuales demuestren al mismo tiempo responsabilidad y compromiso. Es importante que estas personas se mantengan en constante capacitación y aprendan a ser mejores cada día. De nada sirve tener un talento si este no es aprovechado, o peor aún, que las personas se sientan estancadas en los puestos de trabajo sin que estos puedan expandir su potencial.

Comunícate:
Ningún modelo de gestión puede ser exitoso si no existen los canales de comunicación necesarios entre todos los miembros involucrados. No se trata únicamente de la comunicación entre los directivos, sino también entre todos los niveles.

Una práctica exitosa es permitirle a cada miembro experimentar las labores del otro. De hecho, cuando las personas tienen la oportunidad de vivir las realidades de sus semejantes, se dan cuenta de lo importante que es cada integrante de un equipo de trabajo.

Sé valiente: 
Partiendo del principio de que hay que arriesgar para ganar, podemos enfocarnos en la importancia de asumir riesgos para poder innovar y mantenernos bien posicionados en el mercado. Quedarse en la zona de confort no es beneficioso ya que nunca sabremos de lo que somos capaces si no nos arriesgamos lo suficiente. De esta manera podemos desarrollar nuestra inteligencia financiera.

Para cualquier persona emprendedora, es necesario mantenerse motivados y con la suficiente determinación para asumir los retos y obtener resultados favorables. La motivación parte de cada objetivo que se traza y el camino que se recorre para poderlos alcanzar.

Sé ética:
Incluso aunque nuestra empresa se encuentre en una posición consolidada, siempre se deben mantener los principios éticos. De lo contrario, es muy probable que el negocio no se pueda mantener a lo largo del tiempo. Comienza definiendo cuáles son tus valores y asegúrate de que todos los miembros del equipo también tengan claros los suyos.

Para garantizar el éxito en una compañía se debe apostar por el bienestar no solo de los clientes, sino también de los empleados, ya que son estos quienes se encargarán de ofrecer un buen servicio a cada usuario. 

Teniendo presentes estas cinco características, el camino al éxito está garantizado. Recuerda que se trata de un proceso extenso que comienza desde el proceso de selección de los candidatos, debido a que es en este punto donde puedes observar las cualidades de cada persona. Y después de esto, determinar lo conveniente que pueda ser este individuo para tu empresa.