Lectura al Sur

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel

Cuando visite a Pasto, no olvide ir a EL PAYANES, ricuras para toda la familia. El Vergel
La corona de Bolívar
La joya que estuvo a punto de refrendar como monarca  a Simón Bolívar
 fue rechazada por este, en Cuzco, Perú. Se exhibe en el 
Museo Nacional de Bogotá
Foto de Hever Erazo Bolaños/Lectura al Sur/ELINFORMATIVO

La corona sufrió incesantes ires y venires, de la Casa de la Moneda al Museo Nacional. Corrió grave peligro en la guerra civil de 1860, cuando los guerrilleros de Obando la robaron del Museo Nacional y la empacaron como pudieron en un talego de fique (luego fue devuelta sin una de sus perlas). El 20 de julio de 1873. ante el presidente Manuel Murillo Toro, el secretario del Interior, coronó con ella la estatua del Libertador en la Plaza de Bolívar. En 1889 el ministro de Hacienda Felipe Paúl se negó a entregar la joya al Museo para evitar todo riesgo y ordenó su traslado al Banco Nacional. De allí paso al despacho presidencial, donde permaneció en una caja de hierro, hasta septiembre de 1938, en que ingresó a las bóvedas del Banco de la República. Estuvo a punto de perderse el 9 de abril de 1948, día en que se iba a inaugurar la actual sede del Museo; en el momento en que se produjo el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, su directora Teresa Cuervo Borda acababa de sacarla del Banco y la transportaba, envuelta en un periódico, a bordo de un taxi.

Ahora, desde este mes de junio, será ubicada definitivamente en una bóveda especial, diseñada para albergar una muestra de orfebrería perteneciente al Instituto Colombiano de Antropología. La corona elaborada con oro americano, presumiblemente por artesanos indígenas, relacionará el período precolombino con la época de la independencia y cerrará con broche de oro esta sección del Museo.

Fuente Banco de la República